Orígenes del canario Doméstico (Serinus Canaria)

 

Las primeras y más amplias noticias sobre el origen del canario proceden sobre todo de los ingleses y también los franceses los que más pronto y más ampliamente se ocuparon de escribir sobre esta magnífica ave. Hay que acudir, pues, a las fuentes inglesas y francesas para conocer los más antiguos datos de la historia del canario. Los canarios proceden de las islas y archipiélagos del Atlántico: Canarias, Madeira y Azores, donde en la actualidad aún vive en estado salvaje.
A principios del siglo XV, Cuando Juan de Betancourt vuelve a la corte de Castilla después de la conquista de las Islas Canarias, trae consigo unos pajaritos que los indígenas criaban en jaulas por placer, y que tenían un canto muy agradable. Introducidos en la corte de Castilla tuvieron una gran aceptación. Pero la aceptación fue aún mayor en Francia en 1410 donde la reina Isabel de Baviera era una apasionada de los pájaros y que además tenía varias personas encargadas de las pajareras reales.
Durante el siglo  XVI se organizó una  ruta comercial de canarios entre las Islas Canarias y España. Convirtiéndose ésta última en la puerta de entrada de estas aves a Europa, y extendiéndose hasta Egipto e incluso Turquía. Además para no perder el monopolio del comercio, solo se exportaban machos. Pero esto cambió a mediados del siglo XVI  cuando un barco Español naufragó frente a la isla de Elba, en Italia. No tardaron los italianos en criarlos y comenzar con un floreciente comercio. De esta manera la cría de los canarios se difundió por toda Europa. Convirtiéndose los Alemanes en los mejores criadores.  Los Alemanes continuaron hasta principios del siglo XX, siendo los principales productores, y exportando canarios a casi todo el mundo.

Después de 100 años, desde que los canarios fueron introducidos en Europa, comenzaron a ocurrir las mutaciones en los criaderos. Tanto en  color como en pluma, por ejemplo la aparición de la moña sobre la cabeza, en Alemania dando origen a los canarios que actualmente conocemos.

Las numerosas razas y mezclas actuales de canarios domésticos distan de su antepasado salvaje. Sobretodo ocasionado por las mutaciones y por la  selección exclusiva por parte de los criadores. Entenderemos ahora que esta ave haya recorrido un largo camino.

>>

1/2